El pasado viernes se celebró la primera de cinco charlas que el Liceo organiza sobre diferentes temas relacionados con la náutica. En esta ocasión el meteorólogo Maximinio Casares nos ha explicado sus experiencias en esta ciencia cuando casi no había medios y la información era escasa y poco precisa.

charla meteo Maximino Casares

 

Hacer un mapa de isobaras era una ardua y artística técnica que a veces dependía del creador. El señor Casares nos ha dado su punto de vista sobre los antiguos sistemas de previsión meteorológica y como se conseguía los datos muchas veces muy precarios, yendo a aeropuertos o contactando con barcos y diferentes puntos donde podían estar haciendo mediciones. De esta forma se hacían previsiones sobre los campos de regatas y se intentaba conseguir ventaja sobre los competidores. No solo los barómetros ni las tendencias pero también la orografía e incluso la diferencia entre una zona con árboles o roca pueden afectar a las corrientes que afectan el viento de la zona.

«Hoy se hacen mejores previsiones a siete días que antes a dos»

Como se hacen los mapas de isobaras

Navega y Bucea ha colaborado con el Liceo de Bouzas en esta serie de charlas y ha podido presentar la ropa de agua Imhoff y el calzado de Dubarry.

Trajes de agua Imhoff y Calzado Dubarry

Muchas gracias al club por darme la oportunidad de colaborar en este ciclo tan interesante y también a Maximino que nos ha mostrado lo diferente que era antes el hacer predicciones sin tanta información como la que disponemos ahora.

Navega-y-bucea-colabora-con-el-Liceo-de-Bouzas