Este mes de Julio ha sido muy intenso en el Atlantis. La salida hacia la Isla Terceira se realizó el día 3 de julio y todo este mes de junio ha sido una constante revisión y preparación del Atlantis para que no hubiese ningún fallo en las 875 millas, por ortodrómica, a las islas y otras tantas a la vuelta. Era un reto ya que no habíamos afrontado una travesía tal y planificar lo que se necesita y lo que no llevar a bordo es un dilema si no quieres ir con el barco demasiado cargado.

Como puntos fundamentales del barco se revisó la jarcia desde la punta del mástil hasta los arraigos, la maniobra del asimétrico, el motor, el eje, la hélice y la electrónica. Después veremos que todos estos puntos han sufrido por los esfuerzos de las casi dos mil millas que realizamos en la travesía y muchos los tuvimos que repararlos en algún momento durante la travesía.

TripulacionAtlantis

La tripulación del Atlantis se va ampliando aunque la mayoría son conocidos. Enric, Xoan y yo fuimos en ambas mangas, mientras que Siegmar y Eduardo se cambiaron con Alberto y Francesc (el único que no está en esta foto) a la vuelta. Añadimos a esta tripulación la ayuda importantísima de Jordi y Clara que nos enviaban partes meteorológicos desde tierra lo que mejoró nuestra navegación muchísimo. Esta información es fundamental en este tipo de regatas cosa que aprendimos a la ida y mejoramos a la vuelta. En la salida el día 3 de Julio desde el Monterreal Club de Yates de Bayona había una flota de diez barcos.

TablaComparativaInscritos

Para seguir nuestras rutas la organización contrató a localizatodo.com y nos añadieron un localizador muy útil que permitía saber nuestra posición rumbo y velocidad cada treinta minutos. Todo el mundo pudo seguir la regata en este enlace http://www.localizatodo.com/regata/baionaangra/. Esto ha sido fundamental para pasarnos la información meteorológica y para tranquilizar a las familias.

dispositivo_localizatodo

La salida fue tranquila, no con mucho viento aunque esto cambiaría rápidamente al pasar las Islas Estelas, estableciéndose un viento de 18 nudos que nos permitía navegar al decuartelar. En unas horas el viento empezó a subir y se mantuvo durante la noche a más de cuarenta nudos, lo que hizo que tuviéramos que poner el tercer rizo en la mayor y enrollar algo de trinqueta. Las olas del norte por nuestra aleta, sobre dos metros llegaron hasta tres metros.

Estas condiciones duraron toda la noche hasta que por la mañana el viento se estableció en treinta nudos lo que con dos rizos nos permitió navegar de forma cómoda y muy rápida con una media de 10 nudos durante estas horas. Al tercer día empezamos a notar una bajada de viento que nos permitió sacar todo el trapo y hacer la primera comida en la mesa ya que hasta entonces no había forma de poder comer tranquilo.

No había luna por lo que las noches eran absolutamente oscuras, y el firmamento plagado de estrellas. En los siguientes días entramos en una zona sin viento en absoluto lo que nos costó un día y algo más en salir de ahí.

Con esto nos quedó claro que hay que estar más pendiente de los partes pormenorizados, ya que estas situaciones te llevan a perder la paciencia en algún momento y mucho tiempo. De todas formas pudimos arreglar varias cosas que se estropearon con el viento duro de los primeros días. Hay que aprobechar estos momentos de alguna forma.

Durante los días de mal tiempo rompimos el enrollador de la trinqueta ya que saltó un tornillo y se solto de la fijación, el escotero del genova de estribor rompió el carril en la punta. La mayor no bajaba ya que se salieron varios pasadores y golpearon el carril deformándolo e impidiesen el paso como cosas más relevantes. En el interior la bomba de agua dulce, los las bombas de los baños fugaban un poquito y las poleas del pajarín hubo que revisalas ya que crujía de forma demasiado fuerte y sospechosa.

Cabo del enrollador

Trinqueta Rota

Cuando salimos de la encalmada navegamos a buen ritmo hasta que caimos en otra encalmada a 44 millas de la Isla terceira, y nuevamente perdimos casi un día para hacer 20 millas.

Esto ha sido todo en la primera parte de la travesía a Angora. En breve publicaré el post de la llegada a Ángora do Heroismo en Isla terceira, la llegada y la buena atención de todas las personas de la isla.

Buena proa!!