Cuando compre el Atlantis ya tenía problemas en la cubierta y estaba previsto el repararlos pintar la cubierta y revisar el casco. Una vez metidos en harina me lancé a pintar el casco en vez de dejar el aluminio visto. La elección del astillero no fue fácil y he aprendido mucho sobre como fincionan los astillero y la supervisión sobre los trabajos que hay que tener para que salgan bien. Hay que definir muy bien los trabajos y sobre todo los plazos para no llevarse disgustos.

Despues de varios meses de trabajos he tenido que vaciar todo para que no se manchara y ahora hay que limpiar, ordenar y preparar el barco para poder hacer el traslado hasta Vigo ya que aunque no son muchas millas, todo tiene que funcionar para que no haya sustos por el camino.

Había desmontado las velas para revisarlas tarea farragosa sobre todo el poner la mayor con los sables forzados que tiene. Hemos soldado un soporte para el botalón en la proa para usar un asimetrico.

Muchas gracias a todos por la ayuda si no hubiese sido por vosotros me hubiese costado muchos días hacer este trabajo. Gracias Andrea, Fuco, Xoan y Jose.

Equipo-Completo