El Pesquero Atxondo partió de Vigo en la madrugada del 15 de mayo de 1986 a su puerto base en Ondárroa. Saliendo por la bocana sur, entre Monte Ferro y las Islas Cíes sufrió una vía de agua, que según la versión del capitán no saben que la causó pero llevó al fondo el buque en cinco minutos. En ese tiempo el capitán y la tripulación solo pudieron avisar por emisora del hundimiento y subir a las balsas salvavidas, en las que fueron rescatados sus catorce tripulantes en perfecto estado.

Este pecio, volcado sobre su costado de babor, se ha convertido en un habitual de las inmersiones en la Ría de Vigo ya que se encuentra entre 34 y 38 metros de profundidad y su estado de conservación es bueno. Esta inmersión me encantan ya que la sensación de bajar y empezar a atisbar el pecio hasta que llegas a él, me parece una sensación única. La inmersión la realizamos con bastante buena visibilidad y con el agua a 12 graditos que está fresca pero se aguanta bien.

Solo llegar Javi (El Calvo) hizo una demostración de la utilidad del Side Mount pasando por un boquete en el pantoque del casco.

El puente ha ido perdiendo bitácora, mandos, etc a lo largo de los años por el expolio que sufren estos pecios con visitas que buscan ganar algo de dinero revendiendo las partes más singulares. El mástil falta, suponemos que por alguna red de un pesquero faenando en la zona, que se enganchó y se llevó por delante la parte más alta del barco. La cubierta sigue intacta a pesar de que es de madera.

Los ascensos de estas inmersiones siempre son lentas ya que el límite de la deco llega demasiado rápido. De todas maneras siempre se practica la flotabilidad y uno se entretiene en lo que se puede.

Espero que os haya gustado y hasta la próxima.

Para quién quiera ver el vídeo entero aquí lo dejo.

Fuente sobre Naufragio: Diario ABC 16/5/86